Nuevo encuentro con Tapas & Blogs: el arte de la ginebra

El fin del verano, ya se sabe, no le gusta a nadie, pero también tiene sus cosas buenas; por ejemplo, se reanudan los eventos de Tapas & Blogs, que tanto hemos echado de menos durante los meses de calor. Y, vistos los resultados de la cena organizada ayer en el BeChic Lounge, en la céntrica calle madrileña de Valverde, puede asegurarse que han regresado con ganas.

En esta ocasión, el evento tuvo un invitado muy especial: la ginebra. En los últimos tiempos, este destilado está ganando cada vez más adeptos y consideración dentro del apartado de la coctelería. Los años de los cubatas en nefastos vasos de tubo parece que están quedando definitivamente atrás, y hoy los consumidores optan por gin-tonics o cócteles preparados con mimo y conocimiento, con una presencia cada vez más destacada de las ginebras premium.

viiitapasblogs-3

Por ello, el evento contó esta vez con la participación estelar de un maestro coctelero de la casa Beefeater, que se encargó de amenizar la cena con unos combinados preparados con mano insuperable y con abundante información sobre la historia de la ginebra, sus tipos y sus extensas aplicaciones en coctelería. Abrimos boca con un delicioso Tom Collins –ginebra, zumo de limón, azúcar o sirope de azúcar y soda o agua con gas–, pero la estrella del evento fue el gin-tonic, que ha evolucionado mucho más allá de la simple combinación de tónica y ginebra.

viiitapasblogs-33

De entrada, cada ginebra necesita sus ingredientes específicos para extraer todos sus aromas y sabores, el llamado perfect serve (corregido gracias a @maldaz). En el caso de la Beefeater 24, que fue la presentada en el evento, el maestro coctelero recomendaba el pomelo, que es menos ácido que el limón pero no tan dulce como la naranja, y potencia a la perfección los 12 botánicos que contiene la ginebra, además de una ramita de perejil en la copa, que extrae todo el aroma de los tes incluidos en su composición: té sencha japonés del monte Fuji y té verde chino.

viiitapasblogs-35Luego, está la propia preparación del gin-tonic. Que este proceso se toma actualmente muy en serio lo prueban innovaciones como el uso del nitrógeno líquido para enfriar las copas. También es importante apoyar la boca de la botella de tónica en una cuchara larga de coctelería, para que caiga en la copa sin perder su gas, y no echar jamás zumo de limón a un gin-tónic, porque mata las burbujas.

Tras templar los estómagos con el excelente aperitivo, llegó el menú: ensalada templada de vieiras al aroma de trufas, raviolis de manzana caramelizados rellenos de foie, bacalao confitado servido con fresas, carré de cordero y, de postre, textura de maracuyá, todo acompañado de vinos y champagne de la casa Pernod Ricard. Y, para que no todo fuera asueto, tuvimos una sesión de networking previa a la cena.

Como ocurre siempre en estos eventos, si hay algo más importante que el menú o las bebidas es la compañía. De nuevo, la cena se convirtió en un hervidero donde bullía el intercambio de ideas, información y comentarios sobre la actualidad de la cocina y la gastronomía en España. De todos modos, si este ha sido el menú de regreso del verano, da vértigo pensar en lo que estarán preparando estos chicos para Navidades…

En la imagen anterior podéis ver un collage con todos los platos del menú, que fue excelente, y por si queréis ver todas nuestras fotos de la velada, podéis hacerlo en Flickr:

Share>
«
»

Ver comentarios Ocultar comentarios

  1. La verdad es que estuvo muy bien organizado, en un local acogedor para los asitentes y disfrutando de los cocteles, la cena y de los amigos bloguers.

    Para nosotros, y como siempre gracias a los organizadores del evento, fue estupendo el poder tomar todo sin gluten.

    ¡Hasta la próxima!

    Besotes y abrazos.

    Ana y Víctor.

  2. Hola Ana, hola Víctor!

    Si que estuvo bien organizado, pero estos chicos nos tienen muy bien acostumbrados. Es un gusto tener la seguridad de que casi cada mes podemos volver a pasar un rato juntos.

    Ya estamos pensando en la próxima! 😉

  3. Luis, como siempre, lo pasé estupendamente, aunuqe yo aún me estoy recuperando, ya no estoy para esos trotes, jajaja 🙂 el gin Beefeater 24 esta muy bueno, pero sus 45º pasan factura… mejor lo reservamos para el finde.
    Besos!

  4. Mercedes, yo tampoco estoy para ciertos trotes tampoco… Y sí, hay que decirle a Dani que estas cosas nos las monte para el finde jejeje 😉

  5. Tiene pinta de haber sido un evento estupendo. En relación al servicio del gin tonic (que está excelentemente descrito), me parece curiosa la tendencia a preferir las tónicas menos gasificadas si después usamos técnicas para que “no se les escape el gas”. Lo cierto es que como bartender aficionado estoy muy por la labor de que el gin tonic tenga sabor y burbuja, y de acuerdo con la ginebra mezclo casi siempre con una schweppes.

  6. Gracias por tu comentario, Gonzalo!

    En este evento utilizamos Fever Tree, pero lo que comentas supongo que, precisamente por el hecho de utilizar tónicas relativamente poco gasificadas, si encima les quitas el gas que les queda, el gin tonic queda demasiado diluido.

    Qué ginebra usas tú?

Todos los campos marcados con * son obligatorios.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.

*

*